Escena artística crece en la región fronteriza

The Rock House Café and Gallery proveé un espacio libre para artistas de todas las disciplinas.

Cristina Esquivel

The Rock House Café and Gallery proveé un espacio libre para artistas de todas las disciplinas.

Cassandra Adame, Staff Reporter

Al ver la ciudad, repleta de espacios vacíos, edificios y calles arrojadas, los artistas ven en ella un lienzo en blanco. Galerías pop-up, murales y pintura de aerosol en lata refugian la ciudad.

Kerry Doyle, directora del Stanlee & Gerald Rubin Center for Visual Arts, dijo que ciudades en estas circunstancias son idóneas para el desarrollo de los artistas.

“La ventaja para ellos de que haya edificios abandonados, es que pueden entrar y empezar una galería, u negocio, sin tener realmente nada de capital”, Doyle dijo.

No todas las galerías son de carácter permanente. Existen otro tipo de galerías que tienen la finalidad de ser más espontáneas, accesibles e informales. Pop-up galleries es el nombre que se les da a este tipo de galerías.

Estas galerías abren por unos cuantos meses o incluso días para después cerrar. Todo lo que se necesita es un edificio vacío, el permiso del dueño y artistas que estén dispuestos a limpiar y a rehabilitar el lugar. Las gallerías pop-up permiten de manera más suelta apoyar a artistas emergentes. Generalmente, estas galerías no cobran entrada y mantienen un ambiente menos intimidante para los visitantes y ofrecen arte a precios más económicos.

Esto no ocurre solamente en El Paso y Juárez. Doyle comenta que desde hace años, algunos artistas entran a barrios que nadie más quiere, donde los edificios están abandonados y es barato vivir. Los artistas a veces empiezan a hacer sus estudios su casa y viven adentro de los mismos estudios donde trabajan. Ahí mismo abren galerías dándole así una nueva vida a la economía de la ciudad.

Consecuentemente, la intervención de los artistas en una ciudad favorece plenamente su economía. En el libro “The Rise of the Creative Class” (el ascenso de la clase creativa) de Richard Florida, se documenta el efecto que los artistas, o la presencia de los artistas, tienen en la economía de una ciudad. Florida cree que la clave esta en construir una sociedad creativa, más diversa, abierta e inclusiva donde se pueda aprovechar más plenamente las capacidades de sus miembros.

Como en toda apuesta, siempre existe un riesgo.

“El peligro de los artistas que intervienen los espacios, muy frecuentemente, es que pueden ser los primeros que tengan que salir de la zona. Los dueños de estos espacios al verlos limpios y rehabilitados se percatan de su potencial económico y cultural”, Doyle dijo. “Es muy interesante para los artistas manejar esta dinámica. Después de que nadie quiere el espacio, este vuelve, para ser mas interesante a los ojos de las personas, es una ironía”.

Miguel Patiño, veterano de guerra de 47 años, es dueño de la galería Rock House Cafe & Gallery, espacio libre para artistas de todas las disciplinas que lleva un año abierto al público. Esta galería pretende ser permanente y sábado y domingo ofrece espacio gratuito para que los artistas puedan vender sus piezas.

“Yo nací en El Paso, pero a los doce me fui a Alburquerque”, Patiño dijo. “Entonces visitaba otros  lugares donde habían galerías y me fascinó, pensé: algún día quiero poner una galería”.

Patiño comenta que a su regreso a El Paso observo que si había arte, pero los artistas no se conocían.

“Estaban todos desparramados, entre todos los artistas tenían problemas y nadie los organizaba”, Patiño dijo.

Actualmente, Rock House se sustenta del bolsillo de su dueño, donaciones y la ayuda de artistas y amigos, todo esto para mantener el espacio abierto y gratuito.

David Flores Rivera (Mambu), artista urbano de Ciudad Juárez, es integrante y uno de los fundadores de “Colectivo Reziste.”

Desde el 2003, han intervenido el exterior de edificios abandonados por medio de esténciles.

“Nosotros tratamos de que el espacio se vea mejor, en lugar de empeorarlo, con campañas de identidad grafica fronteriza. Considero que estamos contribuyendo a la estética de la ciudad. El paisaje urbano se ve mejor si esta intervenido, ya sea con esténcil o grafiti”, Flores dijo.

La esencia de este colectivo a sido cambiar la imagen negativa que se tiene de la ciudad a los ojos del mundo. Usualmente, usan imágenes como los Valdez: Tintan, El Loco Valdez y Don Ramon; Nico Liko y luchadores locales.

“Queremos que exista una empatía entre la imagen y la gente”.

Actualmente “Reziste” esta trabajando con Neo Muralismo Mexicano, que son murales monumentales, mezclando técnicas tradicionales con acrílicos, esténciles y pintara de aerosol.

El estudiante de tercer año de educación de arte, Theron Smith, dijo usar en algún momento las galerías que están surgiendo para mostrar su trabajo artístico.

“Creo que es muy emocionante para El Paso tener varias galerías surgiendo en el centro”, dijo Smith. “En verdad muestra que nosotros, El Paso, tenemos un fuerte énfasis en la promoción del arte”.

Profesor y doctor de historia del arte y vice-presidente de la Comisión Histórica del Condado de El Paso, Max Grossman dice que es importante tener galerías de arte, porque atrae a las personas al centro de la ciudad y necesitamos rehabilitar el centro. Poniendo galerías ahí, hace del centro un lugar fresco e interesante donde estar, especialmente para gente joven. Para el pleno desarrollo de ideas y la cultura en general, es necesario que las personas tengan puntos de reunión.

Contacte a Cassandra Adame por medio de [email protected]